domingo, 12 de enero de 2020

Se atrevería a saltar la visita al Coliseo o al Vaticano en un viaje a Roma?


No había escapatoria! Por más que se intentara, no había otra salida que avanzar con el denso flujo de la sudorosa multitud.


Un desafortunado turista tomó fotografías de los paneles explicativos, sin poder detenerse,  ni mucho menos leerlos, antes de ser arrastrado hasta la siguiente obra maestra oculta a la vista.

Miguel Ángel fue un genio visionario para pintar no sólo las paredes de la Capilla Sixtina del Vaticano, sino principalmente sus techos.  Más de quinientos años después, al menos los techos, se pueden admirar sin obstáculos por muy apretada que esté la marea humana bajo ellos, y por más tensos que estén los músculos del cuello.



Este fue el Museo del Vaticano, con sus galerías interminables llenas con algunas de las mejores piezas que la civilización occidental haya producido. Numerosas obras destacadas ocultas a la vista por la presencia de los turistas, muchos de los cuales intentaban aprovechar al máximo una experiencia única en la vida.

Este, era un día de la semana a principios de otoño, cuando los viajeros en la mayoría de los destinos esperan que la temporada alta de turistas finalmente dé paso a una apariencia de civismo. No en Roma, ni en el Vaticano.


 "Los recuerdos algún día se volverán hermosos cuando las últimas sombras se hayan desvanecido en nuestras mentes", escribió Mark Twain en su famoso diario de viaje a través de Europa. Pareciera que las grandes masas de turistas que se aferran a los grandes tesoros de la humanidad sufrieran de amnesia para lograr que sus recuerdos brillen.

Pero, un momento! Hay otro camino, y ni siquiera tiene que renunciar a una visita a un lugar como Roma.

Al dia siguiente, después de la sofocante experiencia zombi en el Museo del Vaticano, vamos al Museo de Palazzo Massimo alle Terme, miramos furtivamente por encima del hombro, y nos preguntamos "¿Dónde está la gente?"

El arte del Vaticano es insuperable, pero en Palazzo Massimo alle Terme podemos encontrar un Discóbolo de 2,000 años de antigüedad, y nos preguntamos: “cómo se puede poner una expresión tan humana en el Boxeador de bronce?”  Y en este museo, podemos girar alrededor de él y admirarlo desde todos los ángulos sin ningún otro turista a la vista.

Todo se reduce a la aceptación de que no podrá  ver las cinco atracciones principales de la ciudad.  Lo  que perderá es la satisfacción de decir  - "Estuve en la Capilla Sixtina" -  pero a la vez obtendrá una verdadera experiencia de viaje y un sentido de aventura para salir de los recorridos comunes.

Así es como esta filosofía podría ponerse en práctica en una visita a Roma, aún cuando para algunos podría parecer un sacrilegio:

·      Salte la visita al interior del Coliseo. No se preocupe, lo verá perfectamente desde fuera. En vez de ello, pruebe las Termas de Caracalla. Los restos de las termas, que utilizaban 1.600 personas a la vez en la época romana, son impresionantes y allí podrá admirar maravillosos mosaicos en el piso.

·      Vea 10 grandes pinturas de cerca, en lugar de ver 100 detrás de un bosque de palos para selfies. Para ello, vaya al Palazzo Doria Pamphilj. La historia cuenta que cuando el papa Inocencio X vió su retrato hecho por Velásquez, el pontífice exclamó "¡Troppo Vero!", (Demasiado real!), y lo escondió al público por mucho tiempo. Muchos lo consideran el mejor retrato de la historia, aunque las hordas de turistas no lo saben.

·       Roma está tan cargada del mejor arte que la lista de alternativas es infinita. ¿Demasiados hombros sudorosos para obtener una buena toma de las estatuas del legendario Bernini en la Piazza Navona? Diríjase a Santa Maria della Vittoria un poco apartada y verá quizás su obra más grande, la escultura que representa "El éxtasis de Santa Teresa". No diré más, pero lea el texto del panel que está en la iglesia y encontrará un pasaje bíblico que podría hacer sonrojar a “Las Cincuenta Sombras de Grey”.

Este es sólo un consejo ya que lo último que necesita un turista intrépido es que alguien le diga dónde ir.  Así es exactamente como el turismo se convirtió en overtourism.

Para  Mark Twain en el siglo XIX, el "placer más noble" de su gran viaje fue " la idea de ser el primero en…". Luego vino a Roma y se dió cuenta que es casi imposible ser el primero en.. Se preguntaba: "¿Qué hay para que yo toque y que otros no hayan tocado?".
El desafío para el siglo XXI es casi el opuesto: en lugar de que el viajero toque algo, el desafío es cómo ser tocado por algo, encontrar algo inspirador en este abrumador mundo del turismo de masas.
Sólo tiene que salir de la ruta clásica. Y con un poco de imaginación, esto se puede hacer incluso dentro de Roma.

Artículo de Raf Casert. Associated Press. 29/05/2018
Traducción libre de Elena Beatriz Talledo.

jueves, 17 de enero de 2019

Roma Pass



ROMA PASS SI ? o ROMA PASS NO?

Esta es otra de las preguntas que me hacen frecuentemente los viajeros cuando llegan a Roma. Es conveniente comprar la Roma Pass? Todo depende... Veamos:

·         La tarjeta cuesta €38.50 y dura 3 dias desde el momento de la primera convalidación.
·         Te permite utilizar todos los medios de transporte (metro y bus) sin limites, dentro del "anillo". (No es válida para ir al aeropuerto)
·         Te permite entrar a los 2 primeros museos o sitios arqueológicos gratuitamente y a partir del 3° entras a precio reducido.
. También existe la opción 48 horas a un costo de € 28,00. Con sólo un ingreso a un museo o sitio arqueológico y luego ingreso a tarifa reducida.

Por qué si?
·         Si tu hotel no está en una zona central, te será cómodo usar esta tarjeta, teniendo en cuenta que cada billete para la metro cuesta €1,50
·         En alta estación, cuando las colas en el Coliseo y en los Foros son infinitas, con la Roma Pass entras directamente sin hacer la fila, (siempre que sea uno de los dos primeros sitios que visites). A partir del 1° de marzo del 2019 aún con Roma Pass hay que hacer reserva de horario . Igualmente, recuerden quien tiene Roma Pass ingresa por la puerta de "GRUPOS".
·         Y obviamente, hay que usarla con astucia para recuperar la inversión, los dos primeros sitios que visites (donde tienes derecho al ingreso gratuito) tienen que ser aquellos que cuestan más. Mi sugerencia personal:


  1. Coliseo-Foro-Palatino = €12.00 (por los tres lugares). (€14,00 on line)
  2. Museos Capitolinos = € 15.00
  3. Castel Sant'Angelo = € 10,50
  4. Museo Nacional Romano = € 10,00 (por entrar a los 4 museos)

Por qué no?
·         Un error muy común es pensar que la Roma Pass es válida para entrar en los Museos Vaticanos, y no es así, recuerden que el Vaticano es un estado independiente y no entra en la jurisdicción de Roma... así es que olvidénlo, tendrán que pagar el billete normal.
·         Si te hospedas en el centro de Roma, podrás llegar a pie a los principales sitios de interés, así es que el transporte público lo usarás poco o nada...

Según ustedes es conveniente? Igualmente puedes reservar tu visita guíada aún cuando ya has comprado la Roma Pass. Reserva entrando a www.tourenroma.com

viernes, 6 de septiembre de 2013

El arte de la cocina italiana... 10 errores que no se deben cometer jamás!



Artículo tomado de DRepubblica. 
(Traducción de "Explorando Roma")
 
Basta hacer un viaje a los Estados Unidos (o sólo en Alemania) para ver alterados nuestros rituales culinarios. Desde el  ketchup utilizado como salsa, o el capuccino bebido a cualquier hora. He aquí, las 10 reglas que rompen las leyendas acerca de nuestra comida  en el extranjero. Para enseñar a los extranjeros cómo evitarhorrores” culinarios cuando sirven algo sobre su mesa o disfrutan de una especialidad italiana. Un éxitoso artículo de diez puntos que gira en la red desde hace tiempo, diseñado por la Academia Barilla, arranca más de una sonrisa. Compártelo con tus amigos!

 1. Nunca, nunca tomar un cappuccino con las comidas!
El café y cappuccino son el orgullo italiano en el mundo, pero el primero se consume al final de la comida y el capuccino sólo en el desayuno, acompañado de un dulce (preferiblemente un croissant, brioche). Si lo desea, puede pedir un capuccino después de una comida, pero sepa que ningún italiano haría nunca eso.
 2. Arroz y pasta no son un plato de acompañamiento
La organización de los platos en la cocina italiana es único, y establece que la pasta y el risotto se sirven como plato único e individual. Servir la pasta al lado de otra comida es un error que se  comete en muchos países, pero en Italia se considera un sacrilegio
3. No agregar aceite en el agua de la pasta.
Todos los condimentos, incluído el aceite, hay que añadirlos una vez que la pasta se escurre y se sirve en un plato, nunca se añaden al agua de cocción.
4. Ketchup sobre la pasta: por favor, no puede ser!
Esta es una combinación que a los italianos sorprende: aunque el ketchup tiene afinidad con la salsa de tomate, condimentar la pasta con ketchup se considera un verdadero crimen culinario. Conserve el ketchup para sus patatas fritas o hotdogs por favor!
5. Spaghetti Bolognese? Qué está diciendo? Son tagliatelle!
P
robablemente es uno de los platos más conocidos de la cocina italiana, el más exportado, sin embargo, no hay ni un restaurante en Bolonia, que los cocina. La receta original prevee que con la salsa boloñesa se condimenten los tagliatelle, no los espaguetis. Le parece un pequeño detalle? En la cocina italiana  hay una combinación correcta de tipo de pasta y de salsa  que no se puede cambiar.
6."Ensalada César"
Esta ensalada, que toma el nombre de su creador, César Cardini, es uno, de una larga lista de platos creados por el chefs de origen italiano,  pero que son casi desconocidos en Italia.
8. El mantel a cuadros rojo y blanco no existe!
Por alguna extraña razón, este mantel se asocia con la comida y el estereotipo de los " come-spaghetti" todos los restaurantes italianos en el extranjero lo utilizan. Es probable que los turistas que visitan Italia se sentirán decepcionados cuando descubran que, nosotros, no lo utilizamos jamás. Excepto tal vez en algún restaurante “sólo para turistas”.
 9. "Fettuccine Alfredo son famosos sólo en el extranjero”.
Este es quizás el más curioso de nuestro ranking. Los Fettuccine Alfredo es el plato "italiano",  más famoso de los Estados Unidos, pero es totalmente desconocido en Italia. Estos fideos, servidos con mantequilla y Parmigiano Reggiano, fueron en realidad inventados en el Bel Paese por Alfredo Di Lelio, dueño de un restaurante en Roma, pero en Italia no se han popularizado, ni se han convertido en un "plato típico". Sin embargo, en el extranjero son muy populares y se ha convertido en un símbolo de la Dolce Vita. Turistas americanos que llegan a Italia con la esperanza de probar fettuccine Alfredo en cualquier restaurante de la península son vistos con desaprobación.
 10. “Aprende el respeto por la tradición y el consejo de mamá”
Ella ha aprendido a cocinar de su madre, que aprendió de su madre, quien a su vez aprendió de la suya y así sucesivamente. Es un sistema probado. Pero lo que toda madre enseña a su hija en la cocina es que el amor es el centro de todo. La comida italiana siempre se comparte con los seres queridos. El amor y la familia son todo.

domingo, 10 de marzo de 2013

GLADIADOR



Esta es una de mis películas favoritas, y estoy segura de que todos ustedes la han visto, y de hecho, cuando conduzco mis grupos de viajeros al interior del Coliseo, la nombro más de una vez, porque Ridley Scott hizo una excelente reconstrucción del Coliseo, su interno y de los combates entre gladiadores, pero aún cuando no es un documental, muchos han criticado la gran cantidad de errores históricos que se han encontrado en ella por ejemplo:
·         En la escena inicial de la batalla el General Maximus dice: “A mi señal desencadenen el infierno!”. El concepto de infierno no existía en la Roma pre-cristiana.
·         Marco Aurelio no murió asesinado por su hijo Cómodo, probablemente murió extremado por las guerras contra las poblaciones germánicas y enfermo de peste en el campo de Vindobona, la actual ciudad de Viena.
·         En diferentes escenas a Maximus se le llama “Hispano, hispano!” porque había nacido en España , pero tal vez era mucho más correcto llamarlo “Ibérico, ibérico” ya que la España, en aquel tiempo todavía no existía.
·         Proximus dice a Máximo que combaterá en el Coliseo, pero la denominación “Coliseo” nace durante la época medieval, originalmente el Coliseo se llamaba “Anfiteatro Flavio”
·         En la escena en la cual Lucila está en el balcón del palacio se ve una vista panorámica de Roma, que lástima que los fotógrafos olvidaron “eliminar” las cúpulas de las iglesias de Roma!!!!La única cúpula que existía en aquel tiempo era la cúpula del Pantheon.
Fotograma de "El Gladiador". Noten las cúpulas de las iglesias
·         Comodo no murió combatiendo contra un gladiador, sino extrangulado en el baño por un atleta llamado Narciso.

Y así hay muchos otros detalles, alguno de ustedes ha notado algún falso histórico o tal vez errores en la realización de este film?

Si quieres revivir la emoción de El Gladiador, en tu próximo viaje a Roma no dudes en contactarme para realizar una visita al Coliseo y a la Roma Imperial : info@tourenroma.com o visita mi sitio www.tourenroma.com

martes, 5 de marzo de 2013

Transporte Aeropuerto Fiumicino



Cómo ir del Aeropuerto Fiumicino al centro de Roma?

Finalmente hemos llegado al Aeropuerto de Roma cómo ir al centro de Roma sin gastar todo nuestro patrimonio en un taxi?

1.      Tomando el “Leonardo Express” tren que nos lleva directo a la estación central “Termini”. El viaje dura 31 minutos, no hace paradas intermedias. Costo? € 14.00 billete simple. Todos los niños menores de 4 años viajan gratis y los menores de 12 años viajan gratis a razón de un niño x un adulto pagante. Parte un tren cada 30 minutos. El billete se puede comprar anticipadamente on-line o directamente en el andén donde hay unas máquinas automáticas.

Quieren ahorrar más?

2.      Tomando el tren FR1, que se dirije a Fara Sabina / Orte. Este es un tren regional, realiza diferentes paradas durante su recorrido, las más estrategicas para los viajeros son:
a.       Parco Leonardo (grande centro comercial)
b.      Fiera di Roma
c.       Roma Trastevere : En 27 minutos se llega a esta estación desde donde se puede tomar una conexión hacia S. Pedro (Ciudad del Vaticano) y otros puntos de la ciudad.
d.      Roma Ostiense : En 31 minutos se llega a esta estación, desde donde se puede tomar la línea B de la metropolitana que nos lleva a “Termini”, además de otros trenes, y el trenino que nos lleva a Ostia.
e.       Roma Tuscolana
f.       Roma Tiburtina: Duración del viaje: 47 minutos, conexión con la línea de Metro “B”, trenes y autobuses.
            Cuesta € 8.00 billete simple, todos los niños menores de 4 años viajan gratis y los menores         de 12 años viajan gratis a razón de un niño x un adulto pagante. Parte un tren cada 15           minutos.

Para tomar ambos trenes, basta seguir las indicaciones “Train Station”.

3.      Existen algunos autobuses, como Terravision, que tiene una parada en el Aeropuerto de Fiumicino en el Terminal No. 3 y nos lleva a la estación Termini. Costo? €4.00 billete simple, si se reserva on-line, y €6.00 si se compra antes de subir.  Duración del viaje? Aproximadamente 55 minutos, dependiendo del tráfico. No hace paradas intermedias y parte un autobús cada 30-40 minutos dependiendo la hora del día.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Invierno en Roma


Acabo de encontrar esta rara foto de Plaza San Pedro cubierta de nieve y no he resistido la tentación de escribir sobre el invierno en Roma. Ayer, 21 de diciembre, comenzó oficialmente el invierno por esta parte del mundo, muchos turistas especialmente los latinoamericanos se preguntan cuán frío es Roma en invierno, o vale la pena organizar un viaje a Roma en invierno?
Roma es màgica de invierno y caminando por la ciudad, el frío se olvida, basta cubrirse bien para poder gozar de las maravillas de un día soleado y frío en Roma y sobretodo disfrutar de la belleza de la ciudad sin las multitudes que se aglomeran en los lugares de interés o haciendo las colas para entrar a los museos o sitios arqueológicos y creánme hacer colas en verano bajo el sol ardiente de Roma es casi un castigo divino!
Cuáles son las ventajas de venir a Roma en invierno?
  • Bajas tarifas, ahorrarán tanto dinero no sólo en el ticket de avión, sino también en hoteles, visitas guiadas y servicios en general.
  • Amabilidad, el personal de hoteles, los guías y en general quien trabaja en turismo los tratarán mejor que nunca, pues no estarán estresados con las multitudes que vienen en verano y saben que uds. son de los pocos clientes que vienen en invierno serán tratados como personajes VIP.
  • Evitarán los normales incovenientes de reservas equivocadas en hoteles, o de hacer visitas a los museos en grupos de 50 o 60 personas, podrán hacer visitas en grupos súper reducidos, casi visitas privadas.
  •  Harán fotos maravillosas! Con el sol que brilla en un cielo azul resplandeciente!
  • En una sola palabra podrán GOZAR de la verdadera Roma!!! Basta prepararse para el frío:
  •  Informarse del estado del tiempo no sólo antes de viajar, sino también antes de salir del hotel, si hay previsión de lluvia, llevar el paraguas o el impermeable.
  • Sombrero, bufanda y guantes de lana no pueden faltar en la maleta y prohibido salir del hotel sin ellos!
  • Tal vez el abrigo que usamos en nuestro país de origen no es suficientemente pesado para el frío europeo, entonces debe vestirse como una “cebolla”, es decir a capas, abrigo, chaqueta de lana, pulover, etc. Etc. hace frío fuera, pero en restaurantes, museos tendrán que desvestirse poco a poco.
  •  Y para calentarse no hay nada mejor que tomar un desayuno a la romana, rigurosamente de pie y si lo hace en hora de punta no dude de mezclarse con las multitudes de romanos que antes de ir al lugar de trabajo suelen desayunar en el bar de la esquina, no tenga miedo, y usted también grite al barista “CAPPUCCINO E CORNETTO PER FAVORE!!!” haga respetar su turno 
Nieva en Roma?
Pues este fenómeno es muy raro en esta ciudad, pero con el cambio climático, en los último años han caído algunos copos de nieve, como el año pasado! nevó suficiente como para formar un manto blanco en toda la ciudad que causó un gran caos en el tráfico y que permitió a algunos afortunados turistas (ya lo ven que es bueno venir en invierno) de hacer fotos con el Coliseo cubierto de nieve!!! Yo no fui una de esas afortunadas, pues preferí gozar de la nieve desde el balcón de mi apartamento.
Bueno, espero que esta información les sirva para preparar su viaje para el próximo invierno... o tal vez.. para este que recién inicia. Feliz Navidad!
Y si necesitan mayor información o desean conocer Roma guiados personalmente no duden en contactarme: www.tourenroma.com

sábado, 16 de octubre de 2010

"Martes en Arte"

Con el objetivo de promover la explotaciòn del patrimonio cultural de la naciòn, el Ministerio para los Bienes Culturales ha organizado aperturas extraordinarias de los principales museos estatales, cada ùltimo martes del mes, desde el martes 28 setiembre, hasta el martes 28 diciembre, una alternativa diferente que busca acerca al pùblico de escasos recursos econòmicos a la cultura.

Fechas : Martes 28 setiembre, martes 26 octubre, martes 30 noviembre y martes 28 diciembre.
Hora : desde las 19.00 hasta las 23.00
Costo : GRATUITO (sòlo en este horario)

Lugares que participan a este evento:

- Galleria Nazionale d’Arte Moderna e Contemporanea, Viale delle Belle Arti, 131 - Roma
- Terme di Diocleziano, Via Romita, 8 - Roma
- Crypta Balbi, Via delle Botteghe Oscure, 31 - Roma
- Museo Nazionale Romano – Palazzo Massimo alle Terme, Largo di Villa Peretti, 1 - Roma
- Palazzo Altemps, Via di S. Apollinare, 44 - Roma
- Pantheon, Piazza della Rotonda - Roma
- Galleria d’Arte Antica – Palazzo Barberini, Via Quattro Fontane, 13 - Roma
- Museo e Galleria Borghese, Piazzale Scipione Borghese, 5 - Roma
- Museo Nazionale di Castel Sant’Angelo, Lungotevere Castello, 50 - Roma (RM)
- Villa d’Este, Piazza Trento, 1 – Tivoli (RM)
- Area Archeologica di Villa Adriana, Largo Marguerite Yourcenar, 1 - Tivoli (RM)
- Museo Nazionale Etrusco di Villa Giulia, Piazzale di Villa Giulia 9 - Roma (RM